Analisis Clasico Elemental by Jerrold E. Marsden, Michael J. Hoffman

By Jerrold E. Marsden, Michael J. Hoffman

Show description

Read or Download Analisis Clasico Elemental PDF

Best spanish books

Ya somos tres (Spanish Edition)

Enhorabuena. Ya est? ? aqu? ­ tu primog? ©nito. Te parece mentira que algo tan perfecto pueda haber salido de tu cuerpo. Le adoras, y cuando le oyes llorar no puedes evitar pensar que no es un sue? ±o sino una maravillosa realidad aunque, a veces, un sentimiento de impotencia te invada. Este guide te ayudar?

Extra info for Analisis Clasico Elemental

Example text

El caparazón verdegris por arriba y blanca por abajo de una tortuga sumergida en el agua de una caja transparente parece blanda, carnosa; el hocico puntudo se asomacomo por el cuello de un suéter: La vida en el pabellón de los reptilesparece un despilfarro de formas sin estilo y sin plan donde todo esposible, y animales y plantas y rocas intercambian escamas, aguijones,concreciones, pero entre las infinitas combinaciones posibles sólo algunas—tal vez justamente las más increíbles—se fijan, resisten al flujo que lasdeshace y mezcla y plasma; y de pronto cada una de estas formas seconvierte en centro de un mundo, separada para siempre de las otras, comoaquí en la fila de jaulas-vitrinas del zoo, y en ese número finito de modosde ser, cada uno identificado en su monstruosidad y necesidad y belleza, consiste el orden, el único orden reconocible en el mundo.

El sagrado entusiasmo que lo invade, ¿noes tal vez la señal de que él es el elegido, el tocado por la gracia, elúnico que merece la profusión de los bienes que desbordan de la cornucopiadel mundo? No, nada vibra. Todas esas exquisiteces despiertan en él recuerdosaproximativos e indistintos, su imaginación no asocia instintivamente lossabores a las imágenes y a los nombres. Se pregunta si su glotonería no essobre todo mental, estética, simbólica. Tal vez, por sincera que sea supreferencia por las galantínas, las galantinas no lo prefieren.

Sentado contra una pared toma el sol. La máscara facial es de un rosadohumano, cincelada de arrugas ; también el pecho muestra una piel lampiña y rosada, como la de los hombres de raza blanca. El rostro de faccionesenormes, de gigante triste, cada tanto se vuelve hacia la multitud devisitantes que están del otro lado del vidrio, a menos de un metro dedistancia; una lenta mirada cargada de desolación y paciencia y tedio, unamirada que expresa toda la resignación de ser como se es, único ejemplar enel mundo de una forma no elegida, no amada, toda la fatiga de cargar con lapropia singularidad, toda la pena de ocupar el espacio y el tiempo con lapropia presencia tan embarazosa y llamativa.

Download PDF sample

Rated 4.01 of 5 – based on 26 votes